Robo de Identidad

El robo de identidad afectar tu historial crediticio y perjudicar tu capacidad para obtener nuevos créditos

ACCEDE A HERRAMIENTAS PARA
MANTENERTE PROTEGIDO

¿Qué es el robo de identidad?

El robo de identidad es un delito grave en el que tu información personal es plagiada por delincuentes. Por medio de tu cédula de ciudadanía, tu licencia de conducción, o tu carnet de la EPS un impostor puede lograr actuar a nombre tuyo.

Con tu información personal, los impostores pueden obtener líneas de crédito falsas, adquirir bienes o servicios, y en general, acumular deuda a tu nombre. Más aún: con una identidad robada, el delincuente podría incluso cometer delitos a tu nombre, dejándote a ti con un antecedente penal. El fraude de identidad es un problema importante y ocurre con más frecuencia de lo que se podría pensar.

Una violación de datos ocurre cuando la información personal ha sido vista o utilizada por una persona sin la autorización correspondiente. Estas violaciones pueden crear serios riesgos personales y financieros para consumidores y empresas, por lo que es muy importante entender cómo protegerse. Las violaciones de datos personales pueden ocurrir por múltiples causas, entre las que se encuentran la actividad criminal, accidentes y fallos tecnológicos.

Uno de los mejores hábitos de protección de identidad que puedes tener es cambiar tus contraseñas regularmente. Esto debería ser parte de tu rutina mensual. Otro paso sencillo que debes tener en cuenta es evitar el uso de contraseñas similares en sitios diferentes, como por ejemplo contraseña1 y contraseña 2.

En línea con lo anterior, existe la posibilidad de contactar a TransUnion o las entidades de crédito correspondientes para tomar medidas extras de protección, como publicar un mensaje de alerta de fraude en el reporte de crédito.

Tu correo a menudo contiene información delicada: si no tienes cuidad los delincuentes podrían obtenerla simplemente revisando tu basura. Es importante destruir todos los documentos que contengan información personal, antes de depositarlos en la caneca.

El robo de identidad también ocurre como resultado de la pérdida o el hurto de una billetera o de artículos personales, entre los que puede haber tarjetas de crédito o débito, pasaportes, licencias de conducción, cheques, cédulas de ciudadanía, etc. Si esto llegase a ocurrir, es importante denunciar la pérdida ante la policía, y reportar a los bancos o entidades crediticias.

Otra forma de robo de información incluye el uso de malware o spyware para obtener ilícitamente información de computadores, piratear redes, bases de datos, o como medio para suplantar organizaciones confiables, con el fin de obtener información personal. Activa contraseñas de acceso y usa un antivirus confiable para todos tus dispositivos.

Evita compartir información personal o números de cuenta por teléfono o en línea a través de chats o correo electrónico. Recuerda borrar toda la información personal de tus dispositivos tecnológicos antes de donarlos o venderlos.

Obtener tu reporte de crédito de TransUnion es una forma efectiva de detectar el fraude de identidad. Puedes revisar tu historial para determinar si hay actuaciones sospechosas como cuentas abiertas a tu nombre que no reconoces, o cheques de compañías con las que nunca hiciste negocios. Esto podría ser una señal de que alguien está solicitando o usando productos bancarios a tu nombre. También debes estar atento a tus notificaciones por correo electrónico o celular, para rastrear extractos bancarios de entidades donde no tienes cuentas, aprobaciones de crédito no solicitadas, o compras que nunca realizaste.

No siempre se puede evitar el robo de identidad, pero puedes ser proactivo y minimizar el daño. Si no revisas tu reporte de crédito con regularidad, pueden pasar meses antes de que descubras que alguien ha robado tu identidad. Imagina una agencia de cobros contactándote sobre compras no realizadas, o que la policía se presente un día en tu puerta con una orden de arresto por un fraude que no cometiste.

Si sospechas que alguien ha robado tu identidad, hay varias cosas que debe hacer:

  • Denuncia el robo de identidad a la policía, la fiscalía o a los organismos competentes. En el caso de entidades bancarias, puedes comunicarte con las defensorías del consumidor financiero y la superintendencia financiera.
  • Si abrieron un producto a tu nombre, ponte en contacto con la compañía donde ocurrió el fraude e infórmales que se ha abierto una cuenta falsa que tú no solicitaste.
  • Pon una alerta en tu reporte de crédito: contacta a TransUnion y otros burós de crédito para informar la situación. La alerta de fraude hará que las entidades sean más precavidas si alguien intenta abrir un crédito o solicitar un producto a tu nombre.
  • Comunícate con el banco. Informa de la situación a los departamentos de fraude de las entidades crediticias o con las que tengas productos vigentes.