Search
Contáctenos

En momentos de dificultades financieras ¿Qué producto crediticio pagan primero los colombianos?

TransUnion
Blog Post09/25/2019
Gestion del Cobranza
imagen que muestra dificultades financieras

El perfil de riesgo de los consumidores juega un papel fundamental en la decisión de priorizar los pagos de sus deudas en tiempos de dificultades financieras, así lo comprobó un estudio realizado por TransUnion. Por un lado, los consumidores de alto riesgo dan mayor prioridad a sus tarjetas de crédito, mientras que los de bajo riesgo priorizan sus créditos de vivienda y de vehículo.1

Tradicionalmente, se ha considerado que en tiempos de dificultades financieras, un consumidor dejará de pagar primero una tarjeta de crédito, en segundo lugar el crédito de vehículo y solo en circunstancias extremas, dejaría de pagar su crédito de vivienda. Aunque esta jerarquía tradicional se cumple en la población colombiana en general, se pudo establecer a que los consumidores de alto riesgo (aquellos con scores de riesgo de TransUnion de 630 o menor) tienden a dar mayor prioridad a sus tarjetas de crédito, dejando de pagar primero sus créditos de vivienda y de vehículo.

A través del estudio desarrollado por TransUnion, se estableció que en tiempos de problemas financieros, los consumidores de alto riesgo son más dados a proteger sus tarjetas de crédito por encima de otros productos, probablemente debido a la escasez de ahorros u otras fuentes de liquidez, lo que genera mayor valor a sus tarjetas de crédito como recurso para poder seguir consumiendo bienes y servicios.

Sin embargo, los consumidores de bajo riesgo que enfrentan problemas a la hora de pagar sus obligaciones de crédito, tienden a seguir la jerarquía ‘tradicional’, dando más valor a sus créditos de vivienda y vehículo, lo que genera mayor probabilidad de incumplimiento en sus pagos de tarjeta de crédito. La jerarquía de pagos es sensible al perfil de riesgo del consumidor. Esto es particularmente importante para las entidades de crédito ya que pueden anticipar la severidad de las pérdidas, particularmente en momentos de recesión económica.

Las entidades de crédito usualmente esperan que más consumidores de alto riesgo incumplan con sus pagos en tiempos de dificultades financieras, tradicionalmente la expectativa es que la mora ocurra en tarjetas de crédito, si el incumplimiento de pago ocurre en un crédito de vehículo o de vivienda la perdida será mayor dado los montos superiores que se otorgan en estos productos.

Morosidad en tarjeta de crédito aumenta riesgo de incumplimiento en hipotecario y vehículo

El estudio también observó lo que puede pasar si un consumidor se encuentra actualmente en mora en alguna de sus tarjetas. Si existe al menos una tarjeta de crédito en mora de 30 días, incrementa sustancialmente la probabilidad de que 12 meses más tarde este consumidor se encuentre en mora en sus créditos de vehículo y de vivienda. La probabilidad de que 12 meses más tarde un consumidor esté en mora en su crédito de vivienda pasa de estar en 4.2% a 21.9% cuando los consumidores ya se encuentran en mora en una o más de sus tarjetas.

Una dinámica similar ocurre cuando se compara tarjetas de crédito y créditos de vehículo. Los consumidores que se encuentran en mora en una o más de sus tarjetas son 4 veces más propensos a entrar en mora en su crédito de vehículo 12 meses después, pasando de 7.1% a 28.8%, respectivamente.

Si una entidad de crédito ofrece solamente créditos de vehículo a un consumidor, tradicionalmente, podría solo monitorear el desempeño de este crédito en particular. Ahora, si la entidad de crédito ve al consumidor entrar en mora en una tarjeta de crédito de otra compañía y reconoce el aumento en la probabilidad de que el consumidor entre en mora en su crédito de vehículo, la entidad puede potencialmente tomar medidas para asegurar que el consumidor se mantenga en buen estado.

Factores macroeconómicos que influyen en la Jerarquía de Pagos

Mientras que la jerarquía de pagos es claramente influenciada por el perfil de riesgo del consumidor, el estudio de TransUnion reveló además que ciertos factores macroeconómicos, como los precios de vivienda y tasas de interés, tienen un impacto significativo en el comportamiento crediticio del consumidor.

  • Cambios en precios de la vivienda: Cuando el valor de la vivienda aumenta, los consumidores priorizan el pago de su crédito hipotecario buscando proteger su patrimonio. Mientras que si el valor cae los consumidores pueden replantearse el lugar que ocupe esta obligación en su jerarquía.
  • Tasas Banco de la República: Se encontró que la tasa de interés de referencia del Banco de la República puede ser un motor significativo de las preferencias de pago del crédito, dada su alta correlación con la tasa de usura, que afecta directamente el costo de las tarjetas de crédito.

Esta correlación con los factores económicos es útil para explicar los cambios en la jerarquía de pagos en el tiempo y pronosticar cambios futuros en las preferencias de pago del consumidor.

Al comprender mejor la tendencia de pago de las obligaciones de los consumidores, las entidades de crédito pueden evaluar mejor las fortalezas, debilidades, riesgos y oportunidades que influyen en sus portafolios. Si las entidades de crédito pueden anticipar cambios en las tasas de mora de sus carteras, podrán ajustar sus estrategias para asegurarse que están protegiendo sus balances mientras continúan satisfaciendo las necesidades de sus consumidores.




El perfil de riesgo de los consumidores juega un papel fundamental en la decisión de priorizar los pagos de sus deudas en tiempos de dificultades financieras, así lo comprobó un estudio realizado por TransUnion. Por un lado, los consumidores de alto riesgo dan mayor prioridad a sus tarjetas de crédito, mientras que los de bajo riesgo priorizan sus créditos de vivienda y de vehículo.

Tradicionalmente, se ha considerado que en tiempos de dificultades financieras, un consumidor dejará de pagar primero una tarjeta de crédito, en segundo lugar el crédito de vehículo y solo en circunstancias extremas, dejaría de pagar su crédito de vivienda. Aunque esta jerarquía tradicional se cumple en la población colombiana en general, se pudo establecer a que los consumidores de alto riesgo (aquellos con scores de riesgo de TransUnion de 630 o menor) tienden a dar mayor prioridad a sus tarjetas de crédito, dejando de pagar primero sus créditos de vivienda y de vehículo.

A través del estudio desarrollado por TransUnion, se estableció que en tiempos de problemas financieros, los consumidores de alto riesgo son más dados a proteger sus tarjetas de crédito por encima de otros productos, probablemente debido a la escasez de ahorros u otras fuentes de liquidez, lo que genera mayor valor a sus tarjetas de crédito como recurso para poder seguir consumiendo bienes y servicios.

Sin embargo, los consumidores de bajo riesgo que enfrentan problemas a la hora de pagar sus obligaciones de crédito, tienden a seguir la jerarquía ‘tradicional’, dando más valor a sus créditos de vivienda y vehículo, lo que genera mayor probabilidad de incumplimiento en sus pagos de tarjeta de crédito.

La jerarquía de pagos es sensible al perfil de riesgo del consumidor. Esto es particularmente importante para las entidades de crédito ya que pueden anticipar la severidad de las pérdidas, particularmente en momentos de recesión económica.

Las entidades de crédito usualmente esperan que más consumidores de alto riesgo incumplan con sus pagos en tiempos de dificultades financieras, tradicionalmente la expectativa es que la mora ocurra en tarjetas de crédito, si el incumplimiento de pago ocurre en un crédito de vehículo o de vivienda la perdida será mayor dado los montos superiores que se otorgan en estos productos. Morosidad en tarjeta de crédito aumenta riesgo de incumplimiento en hipotecario y vehículo

El estudio también observó lo que puede pasar si un consumidor se encuentra actualmente en mora en alguna de sus tarjetas. Si existe al menos una tarjeta de crédito en mora de 30 días, incrementa sustancialmente la probabilidad de que 12 meses más tarde este consumidor se encuentre en mora en sus créditos de vehículo y de vivienda. La probabilidad de que 12 meses más tarde un consumidor esté en mora en su crédito de vivienda pasa de estar en 4.2% a 21.9% cuando los consumidores ya se encuentran en mora en una o más de sus tarjetas.

Una dinámica similar ocurre cuando se compara tarjetas de crédito y créditos de vehículo. Los consumidores que se encuentran en mora en una o más de sus tarjetas son 4 veces más propensos a entrar en mora en su crédito de vehículo 12 meses después, pasando de 7.1% a 28.8%, respectivamente.

Si una entidad de crédito ofrece solamente créditos de vehículo a un consumidor, tradicionalmente, podría solo monitorear el desempeño de este crédito en particular. Ahora, si la entidad de crédito ve al consumidor entrar en mora en una tarjeta de crédito de otra compañía y reconoce el aumento en la probabilidad de que el consumidor entre en mora en su crédito de vehículo, la entidad puede potencialmente tomar medidas para asegurar que el consumidor se mantenga en buen estado.

Factores macroeconómicos que influyen en la Jerarquía de Pagos Mientras que la jerarquía de pagos es claramente influenciada por el perfil de riesgo del consumidor, el estudio de TransUnion reveló además que ciertos factores macroeconómicos, como los precios de vivienda y tasas de interés, tienen un impacto significativo en el comportamiento crediticio del consumidor.

  • Cambios en precios de la vivienda: Cuando el valor de la vivienda aumenta, los consumidores priorizan el pago de su crédito hipotecario buscando proteger su patrimonio. Mientras que si el valor cae los consumidores pueden replantearse el lugar que ocupe esta obligación en su jerarquía.
  • Tasas Banco de la República: Se encontró que la tasa de interés de referencia del Banco de la República puede ser un motor significativo de las preferencias de pago del crédito, dada su alta correlación con la tasa de usura, que afecta directamente el costo de las tarjetas de crédito.

Esta correlación con los factores económicos es útil para explicar los cambios en la jerarquía de pagos en el tiempo y pronosticar cambios futuros en las preferencias de pago del consumidor.

Al comprender mejor la tendencia de pago de las obligaciones de los consumidores, las entidades de crédito pueden evaluar mejor las fortalezas, debilidades, riesgos y oportunidades que influyen en sus portafolios. Si las entidades de crédito pueden anticipar cambios en las tasas de mora de sus carteras, podrán ajustar sus estrategias para asegurarse que están protegiendo sus balances mientras continúan satisfaciendo las necesidades de sus consumidores.

Exoneración de responsabilidad: La información divulgada en este blog, era precisa en el momento de la publicación inicial. No garantizamos la exactitud o integridad de la información proporcionada. El contenido publicado en el blog de TransUnion® tiene fines educativos o de interés general, para detalles completos de cualquier producto señalado, visite transunion.co. Este sitio se rige por la política de privacidad de TransUnion® que encuentra en nuestra página web.
© Copyright 2019 TransUnion LLC. Todos los derechos reservados.